Tipos de emprendedores y emprendedurismo

En ocasiones notamos que cuando se habla de “emprendedurismo” el vocablo se suele restringir al
sector de startups o negocios que comienzan, aunque en realidad el concepto es más holgado y abarca
todo un espectro de actividades creativas, éticas y legítimas.

En los párrafos siguientes nos referimos de forma sencilla a algunas de las alternativas del proceso de
emprender y de tipos de emprendedurismo.

Emprendedor de oportunidad y por necesidad

Usualmente se entiende como Emprendedor de Oportunidad (EdO), al que aporta valor agregado social identificando una oportunidad en el mercado y creando nuevos y mejores procesos, productos o servicios conjugando ingeniosamente recursos de talento y capital.

La sostenibilidad y fortaleza del emprendedurismo de oportunidad usualmente requiere de un ecosistema emprendedor sólido, que, entre otras cosas, comprende sistemas educativos eficaces, transferencias específicas de conocimientos a través de mentores, incubación o aceleración para diversos tipos de negocios y, no menos importante, gobiernos que faciliten en lugar de obstaculizar o hacer engorroso el proceso empresarial. Entre los EdOs destacan los emprendedores innovadores que han desarrollado un producto o servicio único, que puede estar basado en nuevas tecnologías. Se les denomina “disruptores” cuando en lugar de acomodarse, transforman el mercado al que sirven.

El emprendedor por necesidad (EpN) llamado también de subsistencia, está motivado por la generación de recursos a lo inmediato para cubrir necesidades básicas de quien emprende. Es típicamente el caso de las ventas ambulantes de productos o servicios o de comercio informal. A menudo surge en situaciones de dificultades económicas, alto desempleo o subempleo.  A diferencia de los EdOs que usualmente emprenden por voluntad propia, los emprendedores por necesidad se ven forzados a emprender por estas circunstancias.

El EpN no se basa en estrategias innovadoras u orientadas al crecimiento, y si bien puede reducir pobreza, generalmente no desemboca en desarrollo económico. Sin embargo, no es imposible que un EpN se pueda convertir, con el tiempo, la visión, empeño y capacitación apropiados, en un EdO.

Uno de los objetivos de los servicios del portal de EmpreSomos.org es igualar oportunidades, facilitando y promoviendo acceso a conocimiento que ayude a los EpNs a transitar el camino hacia el emprendedurismo de oportunidad.
 

Emprendedor social

El emprendedor social identifica un problema social o una necesidad en la sociedad y utiliza principios empresariales para crear, desarrollar e implementar soluciones innovadoras para abordarlo.  

A diferencia del convencional – en el que el objetivo pecuniario tiende a predominar el  emprendedor social trata de generar valor social o ambiental. Los emprendedores sociales lideran ONGs o empresas con fines de lucro pero con una fuerte misión social. Algunos combinan visión para los negocios con una profunda comprensión de los problemas sociales para desarrollar soluciones innovadoras sostenibles. 

Ejemplos de emprendimientos sociales son las entidades de microfinanzas que empoderan a emprendedores de bajos ingresos con pequeños préstamos, las organizaciones de comercio justo que brindan apoyo a agricultores o artesanos en países en desarrollo, o las entidades que contratan y capacitan a personas desfavorecidas para ampliar sus oportunidades laborales. 

Intra-emprendedores 

La práctica de crear o innovar no es exclusiva de los emprendedores independientes. Siempre que la cultura y las prácticas de la organización lo permitan, se puede emprender y ser creativo en el contexto de empresas o entidades ya existentes. En estos casos hablamos de intraemprendedurismo”.  

Los intraemprendedores presentan cualidades y características similares a las de los emprendedores independientes, vale decir, creatividad, asunción de riesgos y un fuerte impulso para hacer realidad nuevas ideas, aunque operan dentro de los parámetros y recursos de una entidad o empresa establecida.  

Los intraemprendedores no son exclusivos de las empresas convencionales. Los podemos encontrar en las ONGs y, si la cultura y las reglas organizativas lo facilitan, también en el sector público. Entre otras cosas, la cultura intraemprendedora en el sector gubernamental, es clave para la administración por resultados y el diseño y ejecución de políticas o regulaciones que facilitan el desarrollo emprendedor de oportunidad. 

Emprendedor Cultural  

El Emprendedor Cultural (EC) es un individuo u organización que combina actividades artísticas o culturales con habilidades empresariales, para obtener financiación y talento, comercializar productos culturales, crear redes dentro de la comunidad creativa y abordar la sostenibilidad económica de los esfuerzos culturales.  

Los ECs fomentan la creatividad, preservan el patrimonio cultural y contribuyen directamente al desarrollo económico de las industrias culturales y creativas como las artes, los medios, o la música y hacen que la cultura sea accesible y económicamente viable.  

Parte de su tejido de apoyo, al menos en los países desarrollados, son las fundaciones, estimuladas por políticas gubernamentales que facilitan la labor del emprendedor cultural en base, entre otras cosas, a incentivos fiscales para las fundaciones mismas y para la labor que desempeñan estos emprendedores.   

Los ECs tienen un impacto tremendamente positivo en la calidad de vida de las sociedades y, entre otras cosas, contribuyen a fomentar la atracción del turismo y la inversión emprendedora en general.  

Emprendedor Ambiental

Se le llama también emprendedor ecológico. Es un emprendedor social cuyo objetivo es promover, diseñar, o implementar proyectos que estimulan o crean emprendimientos sostenibles orientados a enfrentar y resolver desafíos ambientales y responsabilidad social, contribuyendo al bienestar general de los entornos naturales de los países y el planeta, siempre en el ánimo de equilibrar los objetivos económicos con un sentido de responsabilidad hacia el medio ambiente y la sociedad 

Trabajadores por cuenta propia 

Usualmente son emprendedores con experiencia y conocimientos en temas técnicos, muchos formados en institutos técnicos o universidades. Algunos de ellos son consultores. En inglés, a estos trabajadores por cuenta propia usualmente se les denomina “freelancers” o “solopreneurs” cuando laboran en temas de tecnología digital.   

Son responsables de la dirección de empresas unipersonales y de realizar todas las tareas y gestionar las operaciones de forma independiente. Los emprendedores individuales se pueden encontrar en consultoría, coaching, redacción, o diseño gráfico. En ocasiones, el trabajador por cuenta propia termina formando mipymes profesionales o familiares, y hasta pueden contribuir o llegar a formar poderosas entidades empresariales.   

Micros, Pequeñas y Medianas empresas (Mipymes) 

Pueden ser empresas profesionales o familiares, o una combinación de ambas. La clasificación toma en consideración sus ventas anuales y el número de empleados. A menudo se les considera la columna vertebral de la economía dado que ocupan un espacio significativo en el universo de empresas tanto en los países avanzados como en los menos desarrollados y producen un alto porcentaje de los empleos. Esta es una importante razón para facilitar su multiplicación y desarrollo. 

Emprendedor de franquicia

Un empresario franquiciado es una persona o entidad que invierte y opera un negocio de franquicia. La franquicia es un modelo de negocio en el que una empresa matriz otorga los derechos de utilizar su marca, modelo de negocio, productos y servicios a empresarios o entidades independientes (franquiciados) a cambio de honorarios, regalías y cumplimiento de las normas establecidas. 

La posibilidad de innovar es limitada porque usualmente trabajan bajo la marca y el plan de operaciones del franquiciador, pero son muy autónomos en el mercadeo local y las operaciones del día a día, siempre que cumplan con las reglas acordadas con el franquiciador. En términos generales, el éxito de un empresario franquiciado depende de su capacidad para gestionar eficaz y eficientemente el negocio dentro del marco proporcionado por la empresa matriz.  

Emprendimiento innovador

El emprendimiento innovador, especialmente en el ámbito de las startups, se centra en la introducción de productos, servicios o soluciones únicas en el mercado. La creatividad y la originalidad son aspectos clave en este tipo de emprendimiento.

Estas empresas emergentes suelen liderar la implementación de ideas y tecnologías novedosas, así como adoptar enfoques distintos para abordar problemas actuales o satisfacer necesidades emergentes. En sectores como la tecnología, la biotecnología, la inteligencia artificial, las energías limpias y la salud, la innovación es especialmente prevalente.

Al captar el interés del mercado y demostrar su capacidad de adaptación, estas startups alcanzan un rápido crecimiento. Sin embargo, para desarrollar soluciones vanguardistas aprovechando los avances tecnológicos, a menudo dependen de financiación que proviene de inversores ángeles o capitalistas de riesgo. Esta financiación les permite escalar y perturbar industrias ya establecidas.

¡Emprender, entonces, es para todos!

Como podemos ver, en este apasionante mundo del emprendimiento, hay un lugar para cada persona. Tanto si deseas liderar con innovadores productos, servicios o procesos, operar de manera independiente o colaborar dentro de una organización, ya sea con fines comerciales, no gubernamentales o sin ánimo de lucro, las oportunidades son inmensas.

Incluso, la creatividad puede florecer en instituciones de servicio público, siempre y cuando fomenten una cultura que celebre y recompense las ideas que generan resultados sobresalientes.

Siempre es importante tener en mente que las sociedades con una amplia y variada comunidad de emprendedores prosperan en comparación con aquellas donde estas oportunidades son escasas. Ya sea porque no se fomenta el emprendimiento o, peor aún, porque está prohibido. Así que, te invitamos a emprender y a ser parte del motor de cambio de una sociedad más dinámica y próspera.