Descubre como la iniciativa “Semillas de Cambio” impactará la educación pública desde el pensamiento emprendedor

   Semillas de Cambio es un programa que pretende impactar más de 11.000 estudiantes y 600 docentes de 128 liceos rurales con su propuesta.

 La iniciativa surge en 2017 gracias al grupo colaborativo conformado por BAC Credomatic, Yo Emprendedor, EY Centroamérica, la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED), el Ministerio de Educación Pública de Costa Rica y la Fundación OMAR DENGO.

  ¿Su objetivo? fomentar y democratizar el acceso a educación emprendedora en Costa Rica mediante la creación de guías didácticas que puedan ser incluidas dentro del currículum educativo del sistema costarricense. 


Luis Daniel Ramírez Alfaro, director de Yo Emprendedor detalla que el programa nació con un enfoque a Liceos Rurales, dado que esta modalidad educativa incorpora un área socio-productiva que requería mejoras y herramientas para ser implementada en estas zonas que, presentan importantes índices de exclusión, pobreza, rezago escolar y desempleo. Por lo que Semillas de Cambio busca cultivar en ellos una mentalidad emprendedora que les permita proponer proyectos e ideas de negocio que respondan a necesidades comunitarias y personales. 

A lo largo del proceso, trabajaron mano a mano con el Ministerio de Educación Pública para capacitar a 600 docentes en temas de emprendimiento, basados en metodologías creadas por Yo Emprendedor, referencias de Babson College (Universidad #1 en emprendimiento en el mundo) y otras instituciones a nivel mundial, con el propósito de aportar herramientas y contenidos de calidad, ajustados a la cosmovisión y realidad del país. 

Tras un largo proceso de investigación, validación, depuración de contenidos, pruebas piloto e inclusive retos como una pandemia, actualmente las guías se encuentran funcionando en los Liceos Rurales.

   Están divididas en 17 módulos y 213 lecciones de emprendimiento, distribuidas según el grado escolar en que se encuentren los estudiantes, por lo que las lecciones iniciales se enfocan en enseñar habilidades blandas relacionadas a emprendimiento como trabajo en equipo, perseverancia, motivación e identificación de oportunidades de negocio.

  Conforme estos temas son dominados, se profundizan metodologías más específicas, tales como el  Design Thinking, Lean Canvas, emprendimientos sociales, diseño de prototipos de bajo costo e incluso temas vinculados con la aceleración de proyectos, como lo son estados financieros, conceptos contables e inversiones. 

   Otro de los objetivos en un futuro próximo es dejar atrás el papel y crear una plataforma digital propia que permita virtualizar las guías, complementándolas con contenido muy dinámico, por ejemplo: cápsulas educativas, redes de apoyo o espacios de intercambio de conocimiento que hagan más enriquecedor el proceso de aprendizaje. 

   Asimismo, se encuentran laborando en sentar las bases para una futura certificación docente que refuerce el proceso de formación y dotación de herramientas necesarias para que puedan enseñar emprendimiento dentro de los centros educativos. Por lo que han realizado un plan piloto con 50 liceos donde sus docentes forman parte de un proceso autogestionado de emprendimiento para así poder llevar a cabo el curso de certificación donde se ahonda y profundiza sobre algunos conceptos.

   Adicionalmente, si el docente lo desea puede optar por especializarse en alguno de los módulos como finanzas, contabilidad, modelos de negocio, pensamiento creativo, entre otros. 

Visión

  Semillas de Cambio para los próximos años parece ser bastante clara, Luis nos comenta que buscan escalar a 11 modalidades educativas, sumando a más de 300.000 estudiantes en la plataforma digital de contenido, y más de 1.250 docentes que eventualmente sean certificados en pensamiento emprendedor. 

“...Buscamos crear un mindset emprendedor que no solo ayudará a formar nuevos negocios, sino a la creación de intraemprendedores, personas que sepan construir prototipos de manera rápida y barata y pongan en marcha programas que funcionen para comunidades de negocios en las empresas. Y para que esto suceda es importante que la comunidad estudiantil pase de la teoría a la práctica, a la generación de habilidades emprendedoras que les permitan resolver problemáticas comunitarias y personales de forma innovadora. “

    Yo Emprendedor además de ser uno de los socios fundadores de esta iniciativa, anteriormente ha trabajado con universidades dentro del territorio costarricense brindando cursos intensivos de emprendimiento o con modelos más específicos. No descartan en algún momento asumir el reto de nivelar este contenido académico a primera infancia. 

    Adicionalmente, trabajan con otros programas también relacionados con el fomento del emprendimiento en el país, entre ellos: 

  • Competencia Regional de Negocios: un reto emprendedor que busca conectar a personas emprendedoras de todo Centroamérica en un espacio de formación, desafíos, mentorías y networking.

  • Global Entrepreneurship Week (GEW): Yo Emprendedor trajo esta celebración internacional a Costa Rica en el 2011. En esta se desarrollan talleres, charlas, encuentros y otras actividades de interés para el ecosistema.

  • YE LAB: programa inclusivo de formación centrado en el desarrollo de conocimientos técnicos y especializados para personas emprendedoras, principalmente de comunidades fuera del GAM.

  • Inspira: laboratorio de formación emprendedora con enfoque STEAM dirigido a adolescentes.

Si deseas conocer otras entidades del ecosistema centroamericano que apoyan el emprendimiento en la región, ingresa a Ecosistema de Apoyo | EmpreSomos!