Entrevista a Josué Rodríguez – Sirú Financiero

EmpreSomos está dedicada también a celebrar y conectar a los emprendedores de los países de la región centroamericana y a ampliar, por medio de entrevistas, el conocimiento y quehacer de los líderes de las entidades de que les apoyan. En este número entrevistamos a Josué Rodriguez, director de Sirú Financiero.

«Corazón, Mente y Finanzas alineados» es la metodología utilizada por Josué Rodríguez, emprendedor costarricense y director de Sirú Financieroquien destaca: 

«Nos dedicamos a que personas emprendedoras alcancen una relación saludable con el dinero».

Josué según lo que nos comenta, ha apoyado la aceleración de más de ochocientos emprendimientos e impactado positivamente a más de dieciocho mil personas en el área de salud financiera.

¿Qué servicios pueden encontrar los emprendedores en Sirú Financiero?

En Sirú tenemos 3 ejes: salud financiera, programas para el desarrollo de competencias técnicas y habilidades blandas para personas emprendedoras y más recientemente, un software que permite a las empresas seguir y controlar los procesos de salud financiera de sus colaboradores. Para esto, la organización cuenta con una red de consultores senior, con gran trayectoria en áreas relacionadas con la gestión de negocios.

Además, realizamos consultorías a empresas, donde se analiza su situación actual y se plantean opciones y estrategias puntuales para alcanzar su objetivo.

¿Cómo funcionan estos programas?

Las personas emprendedoras son usuarios de los programas, más no son los clientes. A nosotros (Sirú) nos contratan instituciones y empresas como el Ministerio de Economía, Industria y Comercio de Costa Rica (MEIC), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), cooperativas, entidades financieras y universidades en el caso de Costa Rica y nosotros somos los encargados de ejecutar e implementar estos programas enfocados a desarrollar las competencias técnicas y habilidades blandas de los emprendedores. estrategias puntuales para alcanzar su objetivo.

¿Cuál es el objetivo de estos programas?

Los programas de desarrollo de competencias técnicas y habilidades blandas buscan orientar y empoderar a los emprendedores a realizar actividades que les ayuden a hacer crecer su negocio según las necesidades que tenga en el momento. Buscamos enseñarles a las PYMEs, nano emprendimientos o self employee (auto empleados), habilidades o destrezas que van de acuerdo al tamaño y funciones que tienen, por lo que no se aplican modelos diseñados para grandes corporaciones ya que lo que funciona para estas puede quebrar a una PYME. Por ejemplo, una habilidad que es muy importante, que tenga una persona emprendedora, es el alto apetito por riesgo, si no lo tiene y no asume riesgos que normalmente una corporación jamás asumiría, quiebra el negocio.

La idea no es capacitar personas solo por hacerlo, sino que estas realmente generen resultados y salgan adelante a desarrollar sus negocios. Trabajamos mucho con la creación de valor, al igual que la resiliencia.

¿Qué te motivó a emprender en ese sector de finanzas y a ayudar a emprendedores?

Nuestro core business es el bienestar financiero. Sin embargo, como bien es sabido, en Latinoamérica hay un porcentaje muy grande de auto empleados o personas que tienen sus finanzas personales mezcladas con las finanzas del negocio, entonces llegaban por la parte personal y teníamos que trabajar también en la parte corporativa. 
Yo por mi parte ya daba consultoría a título personal, entonces diferentes organizaciones y entidades empezaron a solicitar colaboraciones y eso nos fue dirigiendo a ayudar a las empresas.
Nosotros somos expertos en dos cosas: uno, en los negocios que nadie quiere ayudar,  los que no son las startups, las grandes empresas, o sea, son los pequeños emprendimientos de supervivenciaY segundo, todo nuestra metodología está basada en herramientas y conocimientos que verdaderamente sabemos que  impactan y aceleran a las PYMES. 
Entonces realmente fue mucho el  giro negocio y el eje de emprendimiento en nosotros se fue construyendo poco a poco y hoy en día pues, es un eje sumamente dinámico y activo en el que trabajamos y generamos valor a todas las organizaciones que podamos, siempre con ese compromiso y ese enfoque hacia las nano y microempresas.

Si les pudieras dar un consejo financiero a estas personas que están iniciando a emprender, ¿cuál sería?

Les daría dos consejos, el primero: Trate siempre de que la emoción de ganar sea más grande que el miedo a perder, es decir, que realmente en lo que vaya a emprender le guste y le apasione tanto que aguante todas las penas de emprender, tanto que soporte todos los retos que va a abordar.
El segundo: Aprenda a pensar en el futuro, no piense solo en el hoy.  Para eso existen los flujos proyectados, proyectar los ingresos, proyectar los costos, proyectar los gastos, proyectar. Y que entonces de esa manera usted  pueda prever posibles temas que su negocio va a tener y se aboque a transformar esa realidad.

¿Cuál es tu visión en los próximos años?

Mi visión es el seguir apoyando a la mayor cantidad de personas a que tengan una relación saludable con el dinero, que puedan mejorar su situación de liquidez, solvencia, apalancamiento y productividad. Y lograr que su corazón, su mente, y sus finanzas estén alineadas

Para seguir conociendo más acerca del ecosistema emprendedor e historias inspiradoras de Centroamérica, ¡suscríbete a nuestro boletín informativo!